…Apunte, ley del aborto…

Este hombre o mujer me ha leído la mente, os dejo la reseña: (Enlace blog)

”Estamos en el siglo XXI, por favor, señores… Dejemos de condenar a niñas (y niños) de 14 a 18 años y a sus hijos/as por el error enorme de una noche.

Hablen con sus hijos/as y preocúpense de que no cometan ese error. Explíquenles que la solución, aunque gracias a días como hoy, las hay, es dolorosa y traumática.

Pero no dejemos de dar soluciones a castigos tan tremendos como el de ser padre/madre en la adolescencia, o al castigo de tener unos padres inmaduros que no son capaces de criar a su propio hijo/a. Los abuelos deberían de dejar de ser los padres de los niños/as de sus propios hijos/as.

Ole por días como hoy en los que avanzamos a una normalización en comparación del resto de Europa y en los que se nota que avanzamos hacia el futuro, hacia la verdadera democratización.”

Anuncios

…CUANDO UNO SE ENAMORA…

…y de repente se hace imbécil.

Son cosas que pasan.

De repente todo es de otro color. Es cierto, las cosas cambian de tonalidad.

Todo tiene más luz. Los días son más soleados, o más verdes, o más amarillos o más… mejores y punto.

Te cuentan un chiste horrible y eres feliz.

Te pisan en el autobús y eres feliz.

Se te encrespa el pelo con la humedad pero como no te creíste que lo del anuncio era verdad, pues eres feliz.

De repente tu novio es más guapo, más fuerte, tiene mejor culo y huele mejor que nunca.

Y cuando te das cuenta de que todo eso esta pasando. Te paras. Le miras. Y le dices ‘te lo voy a poner difícil’ y él te contesta ‘vale’. Y entonces sabes que os soportaréis toda la vida. Y eres feliz.

Queridos as. Que os enamoréis. Que seáis felices.

…QUE TIENE JOHN MAYER…

…que siempre me hace sentirme bien.

Hoy he recuperado a mis amigos as.

A aquellas personas con las que solo hablas de vez en cuando pero que sabes que podrías pedirles un riñón y te ofrecerían los dos.

Esas personas a las que debes casi todo. Ellos y ellas son aquellos as de los as que te acuerdas siempre.

Y siempre te acuerdas de lo mismo, que no les has llamado.

El tiempo, las prisas, el trabajo, tu vida, te ha impedido colocarles en la agenda.

Pero les llamas y de repente todo está donde tenía que estar. Tú sonríes. Y ellos as saben que es real.

Eres feliz otra vez.

Hoy he sido feliz. He dedicado mi agenda solo a ellos as y he sido feliz. He sonreído. Han sonreído. Hemos recordado. Y hemos convenido que nos queremos, que volveremos a vernos tarde o quizá algo temprano.

Va llegando la Navidad y los as amigos as son un gran regalo.

Feliz Navidad amigo a.