MEJOR SIN PENSAR…

A ti te preocupada el camino, a mi estar contigo.
Para ti la distancia, para mi tu abrigo.
Los días terminaban en noche, y despertaba dormida.
A mi me preocupaban tus dudas, a ti te podían mis ganas.
Me moría por verte, pero te olvidabas de creerme.
Pero el tiempo pasa, y cura las heridas.
A ti te preocupa quererme, yo ya te he querido.
Los dos quisimos como si no hubiese un mañana.
Ahora toca rendirse, equivocarse de camino.
Reescribir nuestros miedos, aprender del pasado.
Reconocernos entre arrugas, las que llenan nuestras manos.
Disfrutar del pasado, teníendote a mi lado.

Anuncios