UNA VEZ…

Hoy he leído, en alguno de los mil textos que escribí, cuándo me cogiste la mano por primera vez.

Nerviosa, vi a tu amigo acercándose, intercediendo, para acercarme a ti.

La música dejando de sonar. Ya no había nadie más allí.

Las caricias en la palma a escondidas.

Me cogías de la cintura. Cómo si fuese ‘sin querer’.

He leído como recordaba nuestros primeros besos. Nuestras interminables dudas. Nuestro primer ‘me gustas’. Los ‘te comería’.

La primera vez que pude conocer el tacto de tu piel. Ese olor inconfundible.

Cómo te miraba mientras te alejabas sin saber cuando te volvería a ver.

He recordado nuestras conversaciones más sinceras, cuándo creíamos saber que sabíamos en qué creer.

Cuando pensábamos que nuestra balsa eran el tiempo y la distancia.

Cómo al vernos olvidábamos cada palabra. Y los besos borraban la inconstancia.

Así te llegué a querer y te olvidé.

Ahora solo es cuestión de volverte a ver como te vi una vez.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s