LO QUE TE ESCRIBÍ…

He releído nuestros e-mails. Hacía muchísimo que no los leía. Quizá un año. Quizá más.

Yo como siempre, extensa en palabras, en texto y en detalles. Tú como siempre escueto y comedido.

No supe ver que debía haberte dado las gracias. No por nada en especial, solo por leerlos. Por haber contestado a algunos.

Había días que solo escapaba de mi misma al escribir. Que solo zanjaba mis asuntos al ponerlos en la pantalla. Enviarlos era una formalidad a la que me obligaba para poder dormir.

No quiero imaginar en qué pensarías al leerlo. Qué ideas cruzarían tu mente mientras diseccionabas mis palabras. Qué imagen te formabas de mi uniendo todas las palabras.

Quizá los amigos no son tanto aquellos con los que sales de copas, sino aquellos que son capaces de pararse a leerte un momento.

Echo de menos nuestras charlas interminables. Nuestros abrazos escondidos. Ese amor platónico inconfesable e irreal. Líneas y líneas de textos inconexos que salían directamente de mi cabeza a tus oídos.

Hay amigos que son para siempre. Con quien he compartido momentos inexplicables. Que se guardan en el corazón con la certeza de que serán tuyos para siempre.

Yo te contaba todo y tu solo un poco, como siempre, hermético y enigmático.

A veces te echo de menos, como quien sabe que perdió un tornillo.

A ratos me doy cuenta de cuánto aprendí de ti y de cuánto podré seguir aprendiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s