… LLEGÓ …

… y la imposibilidad de hacer vida normal.

Es complicado cuando algo te duele y nadie sabe por qué. Ni siquiera tú.

Se complica cuando te pierdes en el dolor. Te despierta de noche. Te mantiene todo el día pensando en ello.

Cuando no te deja hacer vida normal por que no puedes andar. No puedes jugar. No puedes estar de pies. Las ganas y el dolor te ganan y te mantienen sentado. Tumbado.

Es más difícil cuando te intentan decir cual es la razón y tú sabes que no es esa. Eso no es así.

Pero entonces das con alguien que sabe por qué te duele. Te explica que estés tranquilo. Te cuenta lo que va a pasar. Te explica que no importa. Que es algo normal.

Y entonces no te importa soportar el dolor. No importa si es un día, dos o diez. Por que ya sabes lo que pasa. Ya tiene cura y estás tranquilo. Todo va a terminar.

Así el dolor, parece mejor. Pero cuando termine si será mucho mejor.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s