…QUIZÁ…

He visto una película que explicaba cómo escoger un camino determinado en un momento específico hace que las cosas sigan un curso que quizá no era el que parecía más correcto, pero que es, al fin y al cabo, el camino que hemos decidido para bien o para mal.

Evidentemente en la película todo acaba bien.

Los que me más me conocen me han escuchado decir más de un millar de veces que soy incapaz de arrepentirme de una decisión, ni siquiera del hecho horrible, nefasto o despreciable, que haya sido consecuencia de ella. Ya que creo (y estoy convencida de ello), que la decisión que tomé, en el momento en que la tomé, era la que debía tomar. Por que para decidir había sopesado los pros y los contras que en ese momento eran relevantes para tomar dicha decisión.

Que con el paso del tiempo mis valores y mis ‘factores relevantes’ sean diferentes no quiere decir que tenga que arrepentirme de una decisión que tomé en el pasado pensando que era mi mejor opción.

Había una razón para decidir así. Que ahora no la haya, carece de importancia.

Es cierto que a veces (como todo el mundo) me pregunto si hubiese cambiado una palabra, si hubiese utilizado otro tono, si me hubiese acercado a alguien, si hubiese pensado en azul en vez de en rojo, si hubiese dado ese beso que nunca dí, …quizá ahora todo sería diferente.

Pero es lo que tiene jugarse todo como con una moneda. A veces aciertas y a veces no. Debes coger tus decisiones y seguir hacia delante, esperando que en el siguiente tiro el aire empuje la cara y la cruz hacia el camino más acertado.

Mal, mal, tampoco me ha ido.

Suerte y un saludo.

Anuncios

Un comentario en “…QUIZÁ…

  1. Maraña de pensamientos los que tengo ahora en la cabeza. Siempre, cualquier decisión, con la frente alta… arrepentirse no vale la pena, porque habrás vivido algo que jamás esperabas. Como dicen, la vida se nos va pensando en ella. Además, lo de jugar al “futurible” déjalo para nosotros, los de Historia… que nos encanta imaginar procesos políticos y situaciones bélicas que nunca se hubieran dado.
    Me quedo con la frase “ese beso que nunca dí”, porque alguna vez me dije lo mismo… (y desgraciadamente, me arrepentí).
    Como ya he dicho, buen finde! Cuídate (y que te cuiden!).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s